• Sistema de control de tracción

    Sistema de control de tracción

    Aprovechando que ya hemos hablado del sistema ABS, hoy hablaremos sobre el sistema de control de tracción: otro elemento de seguridad que hoy en día incorporan todos los vehículos juntos con el ESP y el ABS. En DIESSA te contaremos un poco sobre qué es y cómo es su funcionamiento.

    A pesar de que cada fabricante lo denomina de una manera diferente (TCS, ASR…), todos los controles de tracción persiguen el mismo objetivo y es evitar que las ruedas patinen al acelerar. El secreto está en que el sistema ABS se comunique con el dispositivo de gestión del motor, es decir, que mediante los sensores del ABS la gestión del motor detecta si las ruedas están recibiendo demasiada potencia y éstas han empezado a patinar. Aunque con la misma finalidad, existen dos tipos de controles de tracción:

    -          Aquellos que se centran en limitar la potencia de las ruedas que han perdido adherencia a través del corte de inyección o el retraso/ supresión de la chispa

    -          Los que frenan directamente a la rueda que patina, simulando la acción diferencial autoblocante. Este suele ser el más eficaz a la hora de resolver situaciones peligrosas

    Cuando las ruedas comienzan a patinar, ya sea porque estamos trazando una curva o porque estamos pisando la pintura de un paso de cebra, el control de tracción intenta frenar la rueda que patina aplicando el freno sobre ella y provocando una especie de efecto diferencial. Si por algún motivo la acción del freno no es suficiente para corregirlo, se activa una segunda fase que consiste en reducir la potencia del motor cortando el acelerador. Por lo tanto, por más que el conductor siga insistiendo, el freno se bloquearía.

    Por seguridad y para evitar que el coche pierda su capacidad de frenada por exceso de temperatura (lo que se conoce como fadding), la mayoría de los sistemas de control de tracción se desactivan cuando se abusa demasiado de ellos. Este sistema es bastante eficaz pero es mejor no someterlo a demasiada presión ya que ejerce un gran esfuerzo sobre los frenos y, por otra parte, los cortes secos de aceleración generan movimientos bastantes bruscos del motor sobre sus soportes que hacen que éstos envejezcan de forma prematura.

     


    Noticias

    Cargar entradas anteriores

    NOTA: Las marcas DAF, IVECO, MAN, MERCEDES, RENAULT, SCANIA, VOLVO, CITROËN, FORD, FIAT, NISSAN, OPEL, PEUGEOT, IRIZAR utilizadas en esta WEB, son propiedad de los fabricantes de estos vehículos. Los números de referencia del constructor, así como, las fotos e imágenes incluidos en esta WEB están protegidas, y sirven únicamente para ayudar a identificar el recambio y el modelo del vehículo sobre el que dichos recambios van montados.

    © 2013 - DIES, S.A.Avda. Reyes Católicos 4 Esc. 2 1º A28220 MajadahondaMadrid - España Telf. (+34) 916 347 655 (Recambios) Telf. (+34) 916 347 658 (Administración de Ventas) Telf. (+34) 916 347 657 (Compras) Telf. (+34) 916 362 721 (Contabilidad)

    Aviso Legal